• Programa de Implante Coclear

    Nuevas Tecnologías en el área de la audición para pacientes con hipoacusia neurosensorial bilateral profunda.

    read more
  • Implante BAHA

    Nuevas Tecnologías en el área de la audición para pacientes con pérdida de un oído.

    read more
  • Prótesis auditivas

    Tecnologías de Prótesis no implantables

    read more
  • Microcirugías de oídos

    Microcirugías de oídos

    read more
  • La Clínica

    Ubicación de la clínica

    read more

Cirugía endoscópica nasal

La cirugía endoscópica nasosinusal agrupa varias técnicas quirúrgicas que se realizan en el interior de la nariz, a través de las fosas nasales mediante instrumentos ópticos.

Tiene por objetivo la reparación de estructuras anatómicas y/o extirpar lesiones que alteran el funcionamiento normal de la nariz, de los senos paranasales y orgános vecinos que causan molestias.

Los síntomas son variados y de diferente intensidad, siendo los principales la dificultad para respirar por la nariz, dolores en la cara y cabeza, sensación de sequedan nasal o presencia resistente, hemorragias nasales, lagrimeo persistente, alteraciones del olfato entre otros.

Esta cirugía se realiza con anestesia general o local con sedación, con lo que el paciente necesita quedarse unas horas en el lugar de atención.

Se practica por el interior de las fosas nasales , sin cicatrices externas visibles. En algunos casos es necesaria una septoplastia para facilitar la visión y manipulación del instrumental.

Es habitual llevar un tapon nasal durante 24 horas.

Como se realiza en el interior de las fosas nasales no hay modificaciones del aspecto de la nariz.

Hay casos en los que esta cirugía se practica para evitar complicaciones o el agravamiento de la enfermedad de base.
Es posible que la cirugía endoscópica nasosinusal proporcione una mejora durante un tiempo, y que más adelante se reproduzcan las enfermedades que motivaron la intervención. Para prevenirlo es necesario tratar conjuntamente la enfermedad de base con las técnicas quirúrgicas que detengan el desarrollo de la enfermedad.

No es posible predecir ante cada paciente si su enfermedad se reproducirá o no, ya que tan sólo la observación de su evolución permitirá identificar su evolución particular.

¿Cómo es el postoperatorio?

Se nota una mejoría en la respiración con los pasos de los días y semanas.

Con esta técnica es habitual no tener excesivas molestias ni dolores fuertes en la cara ni cabeza.  Es posible una sensación de tirantez dentro de la nariz, que desaparece.

También es posible que haya molestias en la garganta, por tener tapada la nariz y por la manipulación de la cirugía.

Es posible un sangrado ocasional por la nariz que cede espontáneamente.

En algunos casos hay algún grado de fiebre y malestar, para descartar infecciones debes comunicarte con tu médico.
La pérdida del olfato y/o lagrimeo excesivo también puede ocurrir.

Esta es la solución para muchos pacientes, por ello es necesario realizar las consultas con el profesional.